In Relaciones

Con mucha frecuencia nos encontramos viviendo junto a personas en forma de pareja, amiga/o, madre o padre, primo o compañera/o, que se permiten expresar en voz alta opiniones acerca de nuestras características personales como por ejemplo nuestra cara, nuestro pelo, nuestras manos, nuestros pechos, nuestro culo, nuestros pies o cualquier parte de nosotros e incluso nuestra forma de vestir, o de maquillarte. Los cuales ellos llaman a la ligera, nuestros defectos. Sin parar a pensar esa persona en ella o él. Únicamente se focalizan en lo que atañe al exterior de ellos en el cual nos encontramos nosotros.

En un gran porcentaje, no son consientes del daño psicológico que hacen sobre la mente de la persona que recibe esos comentarios. Convirtiéndose muchas veces en un cuchillo a nivel sentimental y una paralización o shock a nivel mental racional.

La persona que emite el comentario se queda impasible ante la gran bomba psicológica que acaba de lanzar. Sin parar a determinar el daño que en el presente y/o en el futuro producirá en la mente de la persona que recibe los comentarios. Palabras comúnmente utilizadas como: eres boba, no me gusta tu cara …. Eres poca cosa para mí.

Hemos de aprender a respetarnos, a poner límites (los que sean sanos para ti) para que nos respeten, sin pensar o tener miedo que si decimos algo vamos a perder a esa persona de nuestro lado y vamos a entrar en el bucle de la soledad. Y si es que se aleja de nuestro lado, ganamos en salud, pues esa persona no nos respetaba, ni valoraba y mucho menos sentía verdadero cariño hacia nosotros.

Has de poner freno a esos comentarios y aunque sé que cuesta, pues nos han enseñado a callar, únicamente eres TÚ quien ha de poner el STOP.

¿Por dónde empezar este camino?

Hemos oído muchas veces que CAMINAR es sano, SÍ a nivel físico, pues igual de saludable es para nuestra mente:

• Caminar lejos de gente que deliberadamente te minimiza.
• Camina lejos de la gente que no se interesa en ti y son oportunistas
• Camina lejos de discusiones que no te llevan a ningún lado más que al enojo, la ira, la rabia, el enfado, es decir, a la baja frecuencia.
• Camina lejos de las personas que disfrutan estando en el dolor, la enfermedad, te meten en su mierda y quieren que participes de ella.
En definitiva
• Camina lejos de las cosas, personas o situaciones que envenenan tu alma, así tu estarás más feliz y tu vida será mucho más rica.

Sé que te invaden pensamientos en base a creencias que has ido incorporando hacia tu familia, o la sociedad como “yo no puedo hacer eso” “como voy alejarme si es un ser querido para mi” “que dirán los demás” pero esas creencias te están limitando y haciendo daño.

Si necesitas ayuda o apoyo para caminar lejos de todo esto, cuenta conmigo, te enseñaré técnicas que te irán muy bien si las integras a tu vida, transformándose esta para mucho mejor.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete y te avisaremos cuando el siguiente sea publicado. Con ello recibirás GRATIS el libro digital “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle en español!.


Acepto recibir información y publicidad relativa al blog.
Al enviar este formulario acepto las políticas de privacidad.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para analizar su actividad dentro de nuestra web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Problemas de parejaTestimonio Antonio Navarro, Limpia tu mente
Solicitar consulta presencial, telefónica o Skype
Pide tu primera sesión