In Calidad de vida, Superación personal

No esperes arrepentirte mañana por no haber hecho hoy

Lo primero que la gente mayor o las personas en fase terminal se arrepienten es de no haber cumplido sus sueños.

              ¿Cuántas veces has dicho u oído “Si hubiera hecho….”?

Esta frase te conecta a un sentimiento de paralización y hasta de fracaso por no haber hecho tal cosa que te hubiera permitido hoy…

Esto te conecta con añoranza en el pasado y te mantiene ahí. Sin permitirte estar en el presente. Sintiéndote en vacio y sin rumbo o propósito.

Arrepentirte por no hacer lo que tú quieres, lo que tu corazón te llama y en vez de escuchar a tu corazón y llevarlo a la práctica haces caso a tu ego, a lo que te dicen los demás, postergando tu sentir a favor de las exigencias o caprichos de otros. Apartando tus metas y sueños, más bien, guardándolos en el último cajón posible de tu mente para que no te duela, pues recordar que arrinconas tus sueños duele. Y esto a  favor de las exigencias o sueños de otros.

En muchas ocasiones nos dejamos llevar por lo que llamamos circunstancias de la vida, permitimos que la corriente nos lleve sin poner freno a ello. En la mayoría de las ocasiones porque no sabemos imponernos, marcar nuestras metas y sueños, poniéndonos escusas para así poder aparcar y no hacer eso que realmente te hace o te puede hacer FELIZ y vivir en PAZ.

Cuando no llevas a cabo tu sueño o sueños, malgastas tu vida quejándote por no hacerlo, siendo infeliz.

Decir “no tengo tiempo” “eso son tonterías” ”ya lo haré más adelante” “ahora no puedo” “a mi edad empezar algo nuevo ya no es posible” “ estoy muy mal como para empezar algo nuevo y a mí no me va a funcionar” “es gastar muchas energías y para nada, si es una tontería de un sueño” . Todo esto son escusas. Te has acomodado en la queja, en el conformismo, en culpar a otros para NO tomar las riendas de tu vida.

En muchas ocasiones tenemos tanto miedo al fracaso que no intentamos poner en práctica nuestros sueños. Es decir el miedo al fracaso te paraliza y después te lleva a la queja, a la tristeza, a la desconfianza, incluso a la ira  hacia ti misma/o.

                                    Por miedo a fracasar no hago.

Cuando hacemos algo nuevo, un nuevo proyecto, una nueva andadura de vida, damos por hecho que tiene que salir bien, sin contemplar la posibilidad que algo provoque que salga mal o no como esperábamos. Cuando ciertamente ocurre que no sale bien nos hundimos, a veces en la más mísera miseria, sufriendo, culpándonos, insultándonos y reprochándonos por qué iniciamos eso. El problema es no prepararnos para esa posibilidad, que es muy real, y aceptar que ha sido un aprendizaje esa experiencia.

Si lo tomas como un fracaso, un error, te hundes. Si lo tomas como un aprendizaje, de nuevo entras en acción y  como mínimo reconocerás que has ido a por tu sueño y eso te hará feliz.

A veces, cuando alcanzamos un sueño nos damos cuenta que no es tan maravilloso como esperábamos o soñábamos y entonces tomamos una nueva decisión. Puede ser que sea volver a algo que ya hacíamos antes, pero tú ya no eres el mismo de antes, has evolucionado, te has permitido ir a por tu sueño con su aprendizaje.

¿Crees que los sueños se alcanzan a la primera?

Pues no.

Tengo un amigo muy manitas  que me dice: “Maria del Mar, siempre acierto en la última. Si me quedo en la penúltima no acierto”.

¿Crees que los inventores cada vez que inventan algo lo consiguen a la primera?

Mira Joseph Wilson Swan inventó la lámpara incandescente (la bombilla) y un año después  Thomas Edison la perfeccionó y la dio durabilidad (te invito a leer su biografía es muy interesante conocer sus inicios https://es.wikipedia.org/wiki/Thomas_Alva_Edison)

¿Crees que si estos hombres hubieran tenido miedo hubieran llegado a inventar todo lo que inventaron?

¿Crees que hubieran conseguido sus éxitos si no hubieran persistido hasta el final?

¿Cómo crees que  se siente una persona cuando supera retos y alcanza su sueño?

FELIZ.

Te animo a no perder de vista tu sueño. Es decir, mantener tu foco hacia eso que es tu sueño, lo que te motiva. Podríamos decir, aquello que cuando piensas en ello lo primero que aparece en tu rostro es una sonrisa, inequívoco, ese es tu sueño y te hace feliz. Te puedo acompañar a encontrarlo y puedes rebuscar en coaching en Sevilla,

Te propongo tomes un papel,  bolígrafo y te dediques un ratito para ti. Empieza a escribir tus sueños. Es decir, hacer una lista de tus sueños. Los habrá unos más sencillos y otros más complicados. Escribe lo que te llame la atención, lo que te gustaría hacer, sentir  y vivir.

Que cada mañana al levantarte pienses en tus sueños y lo que hagas cada día te acerque alcanzar ese sueño o esos sueños. Y según vallas cumpliendo, haciendo realidad esos sueños, los taches de tu lista y escribas nuevos sueños.

Siéntete afortunada/o si  cada día tienes ilusiones por conseguir tus sueños, esto te hará que seas feliz día a día.

Puede que necesitas un apoyo o ayuda para ir hacia tus sueños. Si te apetece encantada estoy de acompañarte con mi coach cuantico. Podremos trabajar juntas/os de forma presencial en Sevilla o Sanlúcar de Barrameda y si lo prefieres desde un lugar cómodo para ti vía skype. Me encuentras en www.coachensevilla.es

Si te ha gustado el artículo, suscríbete y te avisaremos cuando el siguiente sea publicado. Con ello recibirás GRATIS el libro digital “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle en español!.


Acepto recibir información y publicidad relativa al blog.
Al enviar este formulario acepto las políticas de privacidad.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para analizar su actividad dentro de nuestra web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Te presento a tu maltratador se llama miedoRally Dakar 2020
Solicitar consulta presencial, telefónica o Skype
Pide tu primera sesión