In Calidad de vida, Superación personal

Un día decides que quieres conseguir unas plantas. Obtienes las semillas y las siembras. La verdad que no son muy diferentes a otras semillas, pero te han dicho que de ahí nacerán esas plantas que tú quieres y te gustan. ¿Quién diría que de una pequeña semilla podría salir una bella planta de la que salga una flor?. Sin embargo, con confianza, la pones en la tierra, la riegas, le proporcionas luz y buenas condiciones de temperatura y empieza a brotar.

En realidad, solo la semilla sabe en qué se va a convertir. A ti te han dicho que va a brotar tal planta, pero puede que no. Sin embargo, confías en que lo haga.

Cuando decidimos incorporar en nuestra mente ideas y pensamientos buenos y beneficiosos para nosotros, debemos hacerlo con completa confianza, pues pasaremos un tiempo de incertidumbres, bloqueos, miedo a lo desconocido, trabas…pero sabiendo que lo perfecto brotará de esas ideas y pensamientos. Así lo alcanzaremos. A medida que creas en ello te harás más fuerte, pues fortalecerás dichas ideas y pensamientos en acciones y resultados beneficiosos para ti.

Es decir, a medida que tu fe y confianza en ti se vayan haciendo cada vez más fuertes e inquebrantables, esas ideas y pensamientos crecerán y florecerán. Así podrás llevar a cabo cualquier cosa que te propongas. La energía interna que brota de ti te hará más fuerte para conseguir cada vez más lo que deseas con todo tu ímpetu.

Hay tres cosas que ya he aprendido y me gusta compartirlas contigo:

  1. Todo el mundo tiene la posibilidad de transformar su vida, pero no todo el mundo está dispuesto a hacerlo.

Esto también va por mí. ¿Cuántas veces nos planificamos cosas para hacer sabiendo que es por nuestra mejoría o crecimiento personal, y cuando llega el momento lo aplazamos y/o no lo hacemos?

Además, en la mayoría de las veces, culpamos a otros, nos mentimos a nosotros mismos, nos quejamos, procrastinamos y queremos tener la razón.

Lo cierto es que no nos movemos de donde estábamos. Otras veces damos unos pasos hacia adelante pero pocos se atreven a transformar sus vidas todo lo que realmente desean o necesitan para su plena mejoría.

  1. El miedo y la duda nos paralizan ante cualquier situación futura de incertidumbre, aunque sea para mejor.

Preferimos no avanzar, sufrir, quejarnos y hasta perder por el miedo a lo desconocido. Pensamos una y otra vez, pero seguimos en el mismo lugar. El exceso de pensamiento lleva a la parálisis.

  1. El que lo tiene claro, hace;

          el que no, da explicaciones.

Cuando tenemos miedo a la acción gastamos nuestras fuerzas hablando, poniendo excusas, a veces hasta ridículas, el que no, ACTÚA. Estos tienen unas características:

  • Aprovechan las oportunidades de crecimiento que les brinda la vida (aunque sean inciertas), pues en sus mentes está que siempre aprenden, que siempre ganan.
  • Se definen por sus acciones.
  • Ante el miedo o la incertidumbre en vez de detenerse y pensar, actúan.

Te animo a plantar nuevas semillas de pensamientos  en tu mente, ponte manos a la acción y en menos tiempo del que crees recibirás los resultados.

Si lo estimas conveniente te puedo ayudar. SI QUIERES,  PUEDES.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete y te avisaremos cuando el siguiente sea publicado. Con ello recibirás GRATIS el libro digital “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle en español!.


Acepto recibir información y publicidad relativa al blog.
Al enviar este formulario acepto las políticas de privacidad.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para analizar su actividad dentro de nuestra web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Empoderamiento personal. Como yo me cuidoSemana para transformar
Solicitar consulta presencial, telefónica o Skype
Pide tu primera sesión