In Relaciones

Amor realNo somos conscientes, y debemos empezar a serlo, de la importancia de mantener relaciones de amistad y amor reales. Cuando hablamos de relaciones reales lo hacemos en contraposición a las relaciones virtuales. Necesitamos relacionarnos. Necesitamos miradas, caricias, oír una voz amiga para ser felices. El aislamiento no nos lleva a la felicidad; nos lleva a la angustia, a la ansiedad, a la frustración y a los miedos.

La neurociencia ha puesto de maniefiesto la relación entre las relaciones afectivas reales y la felicidad. No solo con los buenos momento y días buenos de risas, caricias y afectos. Sino también con los días complicados, con las discusiones… necesitamos de nuestras relaciones. Necesitamos sentirnos acompañados o sentir que, simplemente,  nuestros amigos, familiares y parejas están ahí. Porque cuando hablamos de amor nos referimos a todo tipo de amor, y no solo al de pareja.

Las relaciones reales favorecen nuestro sistema inmunológico. No importa cuántos amigos virtuales tengas. Estos no crean ese campo magnético que crea el contacto.

Apreciar a las personas que tenemos a nuestro lado debería formar parte de nuestras rutinas diarias tanto como comer o beber. Si aprendemos y fomentamos el apreciar a amigos, vecinos, familia, compañeros de trabajo, e incluso apreciar el esfuerzo de nuestros padres, retornará en nosotros en forma de felicidad. Sentiremos mejores vibraciones y una mayor positividad que se irá transmitiendo célula a célula y de persona a persona. Algo parecido a cuando tiras una piedra a un estanque en agua quieta y la energía se propaga en forma de ondas.

El contacto nos hace sentir mejor

A veces nos da vergüenza pedir un abrazo, un “por favor, estate a mi lado”. Puede hacernos sentir o parecer débiles o vulnerables. Pero en realidad es todo lo contrario. El contacto refuerza nuestro sistema psicológico y este ayuda al físico.

Además de la necesidad de contacto con quienes nos rodean, debemos entender el papel que ocupa en nuestra realidad cada persona. Y eso comienza por algo tan simple como llamar y entender a cada persona por lo que es. Debemos entender que, por ejemplo, un amigo no tiene que darnos la razón en todo, para eso podría servirnos un conocido. Un amigo debe cuestionarnos e incluso, en ocasiones, desafiarnos para que entremos en acción. Para que salgamos del bucle de «pobre de mí» en el que llegamos a entrar. Un amigo o amiga puede llegar a convertirse en un momento determinado en un aparente enemigo que nos fuerza a alcanzar la mejor decisión o la mejor salida de un conflicto, aunque esta sea difícil de tomar.

Si lo que buscas en un amigo es que te diga sí a todo, en el fondo esto no sería real, pues no somos perfectos ni hacemos todo bien. Necesitamos de personas que, desde su amor y desde su corazón, nos hagan ver nuestros errores. Necesitamos que las personas con las que nos relacionamos sean capaces de hacernos ver lo que hacemos mal. Y nosotros tenemos que ser capaces de recibir su crítica desde el amor y aceptarlas entendiendo que buscan nuestro bien. Se trata de alcanzar la verdad para ser felices. Pero para llegar a este tipo de relaciones necesitamos que nuestras relaciones sean reales.

Dejemos de pasar tanto tiempo relacionándonos por whatsapp, redes sociales y volvamos a lo de antes, al contacto humano. Tomemos cada día una dosis mayor de realidad si queremos ser más felices. No depende de los demás, depende de ti.

Si necesitas ayuda, cuenta conmigo.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete y te avisaremos cuando el siguiente sea publicado. Con ello recibirás GRATIS el libro digital “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle en español!.


Acepto recibir información y publicidad relativa al blog.
Al enviar este formulario acepto las políticas de privacidad.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para analizar su actividad dentro de nuestra web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
La NAvidad afecta mucho a algunas personas
Solicitar consulta presencial, telefónica o Skype
Pide tu primera sesión